Los beneficios de materiales aislantes ecológicos

En los últimos años, se ha crecido a pasos agigantados en materia de construcción gracias a que las sociedades están apostando por un desarrollo más sostenible. En ese sentido, se deben tomar en cuenta diversos aspectos para asegurar que se cumplan con los requisitos necesarios para garantizar la eficiencia energética, tales como la orientación de la vivienda, los materiales de construcción, etc. Y es que, en la actualidad, durante la construcción de una vivienda o edificio, es esencial utilizar materiales aislantes y ecológicos, que provean resultados sostenibles a pesar de los costes que implican.

Hoy en día, los costes de una construcción ya no son tan importantes como antes, pues ahora se prioriza el desarrollo sostenible y, en ese sentido, los materiales aislantes ecológicos juegan un papel fundamental. De hecho, la Comisión Europea ha planteado objetivos bien claros con respecto al aumento de la eficiencia energética, por lo que es muy importantes que las edificaciones cuentan con todo lo necesario para garantizar de cara al futuro la reducción del impacto ambiental y mejorar la vida de los ciudadanos. En tal sentido, es vital contar con materiales de construcción que sean verdes y ecológicos, pero, sobre todo, que estén homologados con certificaciones conocidas como, por ejemplo, LEED, BREEAM o BIM.  Así que, si vas a construir un edificio sostenible, no te pierdas todo lo que te explicaremos a continuación en aislamiento termico Madrid.

Ventajas

Las principales ventajas que otorga el uso de materiales ecológicos en las construcciones son:

  • Capacidad térmica: el tipo de material aislante térmico ecológico es el que destaca en este aspecto, ya que suelen membranas impermeables con una enorme capacidad reflectante que permite un mejor aislamiento térmico en la construcción, incrementando de esa manera la eficiencia energética y, por ende, mejorando el confort térmico de la vivienda.
  • Aislamiento acústico: también se disminuye la cantidad de ruido del exterior que ingresa a la casa y viceversa, lo cual garantiza una reducción en la contaminación sónica y, en consecuencia, una mejor en el bienestar.
  • Materiales reciclables: al ser los elementos biodegradables las herramientas principales de la construcción, se garantiza una mejor sostenibilidad en la edificación y, además, se colabora con el planeta Tierra al reducir la cantidad de elementos contaminantes.
  • Durabilidad: por ejemplo, los materiales aislantes ecológicos tienen una garantía de 10 años y alargan la vida de útil de las cubiertas por muchísimos años.

Materiales ecológicos

Además de los materiales aislantes, en el mercado existen muchos más materiales ecológicos que hacen que las construcciones sean más sostenibles y aquí te los contamos:

Corcho

El corcho es sin duda el material ecológico más usado en las construcciones, pues es muy útil y además es sostenible y renovable. Destacamos de él su excepcional impermeabilidad, que le provee una protección envidiable contra humedades. Estos corchos combinados con un buen material aislante, harán de tu casa o edificio un lugar 100% sostenible.

Lino

Este material es 100% verde, ya que viene de la naturaleza misma y no contamina de ninguna manera. Las fibras de lino suelen usarse en la construcción de techos que buscan un aislamiento más ecológico.

Celulosa

Este material también se usa en los techos y su función principal es evitar las altas transferencias de calor, así como actual de aislamiento acústico. Sin embargo, con respecto a los problemas climatológicos, no resulta muy efectivo. La celulosa es básicamente papel periódico reciclado, de hecho, el 92% de su composición es este material, por lo que es muy ecológico también.

Lana de oveja

Como su nombre lo indica, este material proviene de un animal, pero cuenta con la desventaja de que sus propiedades aislantes se activan cuando se humedecen. Por ello, aunque es una buena opción, no es el mejor en cuanto aislamiento de cubiertas.

Arlita

Aunque viene materiales minerales, la arlita no contienen tóxicos en su composición, por lo que es muy usado en la construcción de edificios normales. Es muy duradero, ya que básicamente son pequeñas pierdas porosas que proveen un excelente aislamiento.

Aislamiento térmico de la vivienda cuando el tejado se rehabilita

Entre los lugares de las viviendas donde más se pierde el calor, tenemos al tejado y la cubierta, lo cual sucede debido a la convección térmica. Como el aire caliente es menos pesado, carece de la suficiente densidad, por lo que termina en la zona alta de las habitaciones y por eso, intercambia la temperatura con los elementos que encuentra ahí. En ese sentido, cobra mucha prominencia realizar el aislamiento del tejado de la vivienda, para bajar las pérdidas de calor en el hogar durante el invierno y usar con menos intensidad los sistemas de calefacción, manejando de mejor manera el consumo de energía.

Se ha determinado, que las zonas en la que el calor de la vivienda se fuga son: Los ductos de ventilación, las paredes, los tejados, las ventanas y puertas, los puentes térmicos y el suelo.

Aislamiento adecuado de la cubierta o el tejado

Para esta labor, se debe saber que no es lo mismo trabajar con una cubierta plana que con una cubierta inclinada. En ambos casos, un techo falso con aislante, sería lo mejor para el aislamiento de las viviendas que están entre pisos, dentro de edificios de varias plantas. Entonces si se aisla bajo chapa u onduline, sería muy conveniente para hacerlo en contra del calor generado, luego de absorber la radiación emanada del sol en la época veraniega.

Elegir el aislante más adecuado

Dentro de la oferta de aislantes que existe en el mercado, lo que más conviene es comparar cual es el que más le sirve a la vivienda en la que se hará esta refacción. De acuerdo a sus propiedades, hay dos materiales aislantes que se recomiendan ampliamente:

Paneles de poliestireno

Este tipo de paneles, tienen cualidades mecánicas sobresalientes, con una resistencia térmica prácticamente igual a las lanas de roca con alta densidad. Su principal característica, es su longevidad y durabilidad, por lo que son muy buenos para aislar la vivienda correctamente, especialmente para la cubierta.

Lanas minerales

Estas no son idénticas a la lana de roca. Y pueden ser empleadas para aislar térmicamente a los techos falsos, habitaciones separadas por divisiones y fachadas ventiladas. Poseen una alta resistencia a la degradación producida por el agua.

Impermeabilizante líquido: Beneficios y ventajas

En los últimos años, las membranas asfálticas y sintéticas han perdido terreno frente a los impermeabilizantes líquidos que cada vez son más usados para impermeabilizar las cubiertas de los hogares. No obstante, cada sistema de impermeabilización tiene sus ventajas y desventajas, por lo que hay que estudiar al detalle cada proyecto de forma personalizada para saber cuándo es conveniente usar un impermeabilizante líquido y cuándo es mejor usar uno asfáltico. De todas formas, si tienes dudas al respecto, en los próximos párrafos te ayudaremos a determinar los beneficios y ventajas del uso de impermeabilizante líquido.

Primeramente, hablemos de la razón de ser del impermeabilizante líquido. Este sistema de impermeabilización se creó con el objetivo de aplicar una cubierta sin juntas y homogénea sobre las cubiertas, que ayude a evitar humedades y filtraciones de una forma inmejorable, como si de una piel extra se tratase. Nuestra empresa de aislamiento termico Madrid usa una membrana líquida que, además de aportarte las ventajas previamente citadas, también es capaz de ofrecerte una eficiencia energética en tu hogar o negocio con unidades de refrigeración o calefacción, para así disminuir los costes del recibo de luz o de gas. A continuación, te contamos más detalles sobre esto.

Ventajas y beneficios de la impermeabilización líquida

Una de las principales ventajas de la impermeabilización líquida es que no requiere obras y tampoco calor extremo para ser aplicada. De hecho, este tipo de impermeabilización se aplica al igual que una pintura, por lo que es casi lo mismo que pintar el techo. De esa manera, se pueden aplicar varias capas de forma homogénea y, además, se seca relativamente rápido, por lo que todo este proceso se puede aplicar de manera sencilla y en corto tiempo. Ni cuenta te darás que hemos impermeabilizado el techo de tu casa, pues lo hacemos de forma muy rápida y eficaz con membranas líquidas. Con esta impermeabilización ya no tienes que preocuparte por el agrietamiento de las juntas a lo largo de los años, tal como sucede con las membranas asfálticas.

Por otra parte, al no haber ningún tipo de juntas, es imposible que el agua se cuele por la capa homogénea del sistema de impermeabilización líquida. Además, en caso de alguna imperfección, se puede solucionar fácilmente aplicando una capa extra que asegure la estanqueidad total y el perfecto acabado de la impermeabilización. Asimismo, al ser un material completamente líquido, puede adaptarse y aplicarse sobre cualquier tipo de superficie o material sin ningún tipo de problema.

De cualquier manera, si tienes algún incidente con la impermeabilización líquida, recuerda que nuestro servicio tiene 10 años de garantía, por lo que podemos solventar tus problemas de filtraciones de agua o temperaturas incorrectas siempre que sea necesario para tu confort. Así que, quédate tranquilo, pues nuestra empresa está dispuesta a garantizarte los mejores resultados ante cualquier situación. En definitiva, tu dinero está bien invertido con nosotros.

Beneficios generales de la aplicación de impermeabilizantes líquidos

  • Reduce el coste en la refrigeración y su aplicación no requiere de un gran consumo energético.
  • Fortalece a las cubiertas, haciéndolas más resistentes a los rayos UV (Radiación Ultravioleta).
  • Al disminuir el consumo de energía en refrigeración, se genera menos CO₂ en la atmósfera, por lo que aporta un gran beneficio ecológico.
  • De igual forma, disminuye el efecto invernadero, así como el calor en general.

Ahora que ya conoces las bondades de los impermeabilizantes líquidos, si te encantaron tanto como a nosotros, no dudes en comunicarte con nuestra empresa para que llevemos a cabo la mejor y más económica aplicación de impermeabilizante líquido sobre la cubierta de tu hogar, empresa, negocio, etc.

Evita el sobrecalentamiento en edificios con un aislamiento sostenible

En verano o en cualquier otra época con temperaturas muy altas, podríamos ya decir que es normal que ciertos sectores internos de los edificios se sobrecalienten. Esto esencialmente se debe al diseño de los edificios, aunque, por suerte, puede ser solucionado de forma muy sencilla con el aislamiento sostenible. En este artículo conocerás todos los detalles acerca de este efectivo sistema.

Para mejorar el confort térmico y alargar la vida útil de la estructura de cualquier establecimiento, es necesario que exista un sistema entre la parte externa y la parte interna que sirva como amortiguador para brindar la protección que se requiere ante las elevadas temperaturas. Evidentemente, dicho sistema no es un elemento como tal, sino un todo que está comprendido por la ubicación del edificio, los materiales con que está construido, su diseño arquitectónico, etc. Todos estos aspectos contribuyen a que un edificio sea más eficiente a nivel energético. Ahora, ¿por qué se sobrecalienta un edificio entonces?

¿Cuáles son las causas de un sobrecalentamiento en edificios?

Temperatura externa

Por supuesto, la primera y principal causa del sobrecalentamiento es la fuente de calor o, en otras palabras, la temperatura externa a niveles extremos que se vive cuando estamos en verano. En este sentido, cualquier lugar del edificio se puede sobrecalentar de esta forma, pero se puede evitar con una buena y hermética instalación de las ventanas, puertas y demás elementos del edificio que den con el exterior. También se deben tener buenos equipos o mecanismos de ventilación, pero una de las cosas más importantes es que mejores la cubierta del edificio con un producto de calidad que reduzca la transferencia de calor del exterior hacia el interior, para así no solo evitar el sobrecalentamiento, sino también mejorar la eficiencia energética.

Aprovechamiento del sol

Si el edificio tiene grandes ventanas para aprovechar la luz de sol, seguramente disfruta de una iluminación natural envidiable, pero también de problemas de sobrecalentamiento. Para evitarlo, lo ideal sería instalar materiales de baja emisividad sobre los cristales de los ventanales con el objetivo de reducir la cantidad de radiación solar que ingresa en el interior. Para una mayor eficiencia energética, se recomienda instalar paneles solares térmicos que favorezcan a la reducción del calor y, al mismo tiempo, a la producción de energía renovable.

Elementos internos

Todos los electrodomésticos que generan calor, son una fuente de sobrecalentamiento, aunque no lo creas. Tanto la cocina como las calderas u otros instrumentos que se usan dentro de la vivienda y son una fuente de calor, también son causantes del problema. De ahí a que sea ideal reducir el consumo eléctrico de ciertos electrodomésticos, lo cual se puede lograr en algunos casos aplicando recubrimientos a la cubierta del edificio que disminuya la transferencia de calor.

Diseño

La arquitectura moderna ha aprendido de los errores del pasado y, gracias a ello, hoy en día los edificios cuentan con un diseño que favorece a la ventilación interna e impide que el interior del edificio se sobrecaliente en exceso. Sin embargo, aún quedan muchos edificios construidos con orientaciones desfavorables y que están construidos con materiales que almacenan en sí el calor y lo transfieren al interior. En ese sentido, la solución no es demolerlos, sino aplicar un producto de aislamiento sostenible para reducir la transferencia de calor en la cubierta.

Además, de acuerdo con el establecimiento de la Comisión Europea para este 2020 se tiene que aumentar el uso de energías renovables en un 20%, así como reducir las emisiones tóxicas en un 20% e incrementar la eficiencia energética en un 20%. Así pues, si quieres un buen aislamiento sostenible para adaptar tu edificio a las condiciones establecidas por la UE, entonces comunícate con nuestra empresa de aislamiento termico Madrid y nosotros te ofreceremos los mejores materiales y mano de obra para el aislamiento sostenible de tu edificio.

Aislamiento del hogar para el frío

Cuando se aproxima la época invernal, debemos preparar muy bien nuestra casa si no queremos que las bajas temperaturas nos amarguen la vida. Y es que, al igual que cuando llega el invierno de inmediato sacas el abrigo del armario para arroparte, tu hogar también necesitar “abrigado” y, para ello, no hay nada mejor que un buen aislamiento. No hay que olvidar que, cuando llega el frío, la gente prefiere mucho más estar en su casa bien arropado viendo series o películas, que ir al exterior a luchar contra las bajas temperaturas. De ahí a que, si nuestro hogar tiene un buen aislamiento para el frío, el mismo se convierte en el refugio perfecto para evitar helarnos y pasar un cálido y placentero invierno.

Una cosa muy importante a considerar es que, por más que tengamos la mejor calefacción y la aumentemos al máximo, no sentiremos su calidez si nuestro hogar no está bien aislado. Esto se debe a que un mal aislamiento es básicamente una fuga de calor, que hace que el hogar siempre se mantenga frío, hagamos lo que hagamos. Esto no solo afecta nuestro confort térmico, sino también a nuestro bolsillo, pues por cada grado que subamos a la calefacción, el coste del recibo de luz aumentará en un 7%, y será aún mayor si no existe un buen aislamiento para el frío en la vivienda. Por esa razón es posible que ahora mismo estés sufriendo intentando calentar tu hogar en invierno, y no lo logras debido a la falta de aislamiento.

En el caso de que no cuentes con un aislamiento en tu hogar, la mejor arma para hacer frente al frío es la reforma, la cual nos permitirá abrigar de forma adecuada nuestro domicilio tanto para invierno como para verano. A continuación, en aislamiento termico Madrid señalaremos los puntos débiles de una vivienda y cuáles son las reformas que se deberían acometer para solucionarlos.

Aislamiento de tejados

El techo, específicamente el tejado de tu hogar, es el punto débil más común en el que se fuga una gran cantidad del calor interno hacia el exterior. De hecho, se estima que un 30% de las pérdidas de calor se producen por los tejados mal aislados. ¿La mejor forma de solucionarlo? Si es una vivienda unifamiliar, se puede acometer una reforme que mejore el aislamiento del tejado. En cambio, si se trata de una vivienda en bloque en pisos, las pérdidas de calor son mucho menores, por lo que normalmente no es necesaria la reforme. Aun así, se puede acometer, pero eso implicaría reducir la altura efectiva del techo.

Los materiales más recomendados para aislar los tejados son: lana mineral, poliestireno extruido (XPS), etc.

Muros exteriores

Por otra parte, las paredes son la causa de un 16% de la pérdida de la energía interna del hogar, por lo que suponen otro problema a solucionar. En tal sentido, se puede aplicar un aislamiento desde el exterior, desde el interior o ambos, aunque esta última opción normalmente no es la ideal. Si no se tiene un gran presupuesto para abrigar el hogar, los expertos recomiendan aplicar el aislamiento desde el interior ya que es más sencillo. En cambio, desde el exterior, se requiere pedir permiso a los vecinos en caso de viviendas en bloques y otros requisitos más. En cualquier caso, lo mejor es consultar esta reforma con un experto en la materia para que os diga cuál material usar y cómo se podría mejorar también el aislamiento acústico. De todas formas, el aislamiento exterior suele ser el más efectivo y se puede hacer por fachada ventilada y el sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior).

Ventanas

Finalmente, el punto más débil de un hogar son las ventanas, pues a través de ellas se puede perder hasta el 30% del total de pérdidas de energía de la vivienda, especialmente si la vivienda es en bloque. El aislamiento de las ventanas es más simple que el de tejados o muros exteriores, pues depende de la estanqueidad de sus perfiles y del tipo de vidrio que usa. Cuando compres una ventana fíjate en el parámetro señalado con la letra U, el cual indica el nivel de aislamiento térmico. Si es menor, mejor será el aislamiento térmico.