Aislamiento Termico Fuenlabrada

El aislamiento térmico es un factor determinante en el ahorro energético que en muchas ocasiones no recibe la atención suficiente. Son muchas las personas que no le dan la importancia que realmente tiene para el consumo el uso de este mecanismo. En muchas ocasiones recibimos la factura de la luz bastante elevada, y el caso es que con los materiales aislantes adecuados para nuestra vivienda podemos reducir en gran cantidad los números de la factura. De esta forma también estamos contribuyendo a la eficiencia energética, algo completamente necesario para el mantenimiento correcto de nuestro medio ambiente.

Podemos lograr que el calor de la calefacción no se escape de nuestra vivienda o establecimiento empleando aislantes en paredes, tabiques, suelos, techos o ventanas. Para ello existen una serie de técnicas y estrategias cuyo objetivo es la instalación de materiales que hacen posible este hecho y que pueden aplicarse a la estructura del espacio que deseemos. Así, no será necesaria la climatización de este espacio de manera continuada, ya que la temperatura se mantendrá agradable durante mucho más tiempo con el consiguiente ahorro de energía eléctrica.

Este mecanismo también podemos aprovecharlo en verano. El frío del aire acondicionado se mantendrá durante más tiempo debido a que los aislantes retendrán la posible entrada del calor exterior con mayor facilidad. Igualmente, el frescor de la madrugada o de las primeras horas de la mañana también se mantendrá a lo largo del día. El resultado será el mismo que el del uso de la calefacción, un consumo mucho menor en la factura de la luz, teniendo en cuenta que no necesitaremos encender el aire acondicionado a todas horas para soportar las temperaturas del verano. Para cualquier época del año, el aislamiento térmico es un factor determinante.

¿Quiénes somos?

Somos una empresa dedicada especialmente a las tareas relacionadas con el aislamiento térmico de paredes sin obras, estamos ubicados en Fuenlabrada. Trabajamos con todo tipo de viviendas y conocemos de primera mano que cada una de ellas es distinta, por lo que no siempre es posible evitar la realización de obras. En estos casos entre otras. En cualquier caso, el aislamiento térmico es una buena inversión a largo plazo.

Técnicas y materiales que utilizamos

Es imprescindible antes de realizar cualquier labor en una vivienda conocer bien las características de composición y estructura de la misma, así encontraremos los materiales que mejor se adaptarán a cada procedimiento. Existen muchos tipos de aislantes térmicos, pero podemos destacar algunos más eficaces en su protección y más populares en el mercado como son los aislantes celulares, los fibrosos y los granulares. Se trata de sistemas de mucha calidad que permitirán un mayor aguante de la temperatura en la vivienda. En verano mantendremos temperaturas frescas y en invierno tendremos una temperatura más cálida.

Entre nuestros procedimientos y materiales empleados para el aislamiento térmico, destacan el aislamiento térmico con celulosa, aislamientos térmicos con perla de poliestireno y aislamiento térmico sin obras.

En cualquiera de estos casos debemos tener presente que los mejores materiales son aquellos que teniendo poco espesor tienen la capacidad de generar un aislamiento térmico similar al de aquellos materiales que tienen un espesor mucho mayor. Ya sabes, menos es más. El uso de unos materiales u otros dependerá de los espacios que queramos aislar, ya que varían de una zona a otra debido a su adecuación.

Podemos conseguir un aislamiento térmico más rudimentario con materiales como el algodón, las algas, la paja, la hierba, el lino o las cáscaras de trigo. También hay materiales con alta conductividad que pueden servir como alternativa, como el aluminio. Pueden servir como tal pero son menos eficaces que aquellos instalados por profesionales. Por eso es conveniente informarse y pedir asesoramiento técnico a los especialistas del sector, ellos son los que realmente aportarán una solución de la que puedas beneficiarte. Seguro que te interesa conocer todas las ventajas que ofrece el aislamiento térmico. Puedes consultar esta información de manera gratuita.

Las ventajas del aislamiento térmico en una vivienda

El aislamiento térmico de una vivienda tiene muchas ventajas, pero principalmente destacan dos:

Resistencia al frío y al calor

Los materiales ofrecen una gran resistencia al paso del frío y del calor, de ahí el nombre de aislantes térmicos, ya que se adaptan a cualquier tipo de temperatura ya sea fresca o cálida. A nadie le resulta agradable en pleno agosto entrar en casa, huyendo del sofocante calor de la calle, y encontrarse con temperaturas parecidas a las de fuera en su propia casa; igualmente, refugiarnos del frío en una casa con temperaturas también por los suelos no es una buena forma de pasar el invierno. La temperatura adecuada en el momento adecuado ofrece comodidad, y esto es una de las ventajas que ofrece el aislamiento térmico, a lo que se suma que no tenemos que preocuparnos tanto por la factura de la luz, ya que se produce un incremento de la energía que consumimos si no es necesario mantener enchufados nuestros aparatos a todas horas.

Protección contra la humedad

La humedad puede suponer un gran inconveniente en nuestra vivienda ya que puede llegar a deteriorar la construcción de la misma o de un edificio, además de condicionar la sensación térmica del interior de la vivienda ya que la sensación de frío se mantiene.

Entre los materiales aislantes que empleamos para evitar este tipo de inconvenientes encontramos los paneles de fibras vegetales, el corcho aglomerado, las lanas de roca y mineral, la vermiculita, los paneles sándwich con protecciones de chapa, las perlas expandidas de grafito, el vidrio celular, el poliestireno extruido o expandido, las espumas elastoméricas y de poliuretano, etc.

Características del aislante

El aislante térmico tiene diversos factores y características que son importantes tener en cuenta. En primer lugar, debemos centrarnos en la conductividad. La conductividad variará en función de la temperatura y la humedad. Además, puede haber otros condicionantes como la capacidad calorífica, la permeabilidad, las propiedades mecánicas, la capacidad de degradación a determinadas temperaturas, la estabilidad frente al fuego, el comportamiento químico con el paso del tiempo o la densidad aparente. Si queremos conseguir un aislamiento térmico eficiente y completo, estas son las características a tener en cuenta, es mejor que ninguna de ellas se nos pase por alto, así garantizaremos la seguridad de la instalación.

Aislamiento térmico según las partes de una vivienda

El sistema de aislamiento térmico mejora la vivienda a un bajo coste, teniendo en cuenta las existentes subvenciones y el ahorro en la factura que conlleva. Si su vivienda fue construida antes de los ochenta, probablemente no cuente con protección térmica y sus instalaciones sufrirán una importante ineficiencia energética. Por este motivo, un aislamiento podría traer muchos beneficios. Puede conseguirse actuando en zonas diferentes de la vivienda. Así, encontramos aislamientos de tabiques interiores y de separación entre viviendas y paredes o separaciones con zonas comunes del edificio, aislamientos de cubiertas y bajo cubiertas, aislamiento de suelos, techos y tejados y aislamientos de fachadas (muros y ventanas).

Vamos a destacar dos tipos de aislamientos:

Aislamiento térmico de paredes internas

Hay varias opciones para este tipo de aislamiento. Una buena idea puede ser el uso de lana mineral de fibra de vidrio o de roca para aislamientos térmicos en paredes de interior. Aunque también podemos optar por aislantes térmicos ecológicos como el corcho o el geotextil.

El cliente puede adaptarse al material que desee y que mejor venga según las características de su espacio. Sea cual sea su elección, contamos con profesionales del sector que estarán a su entera disposición y aportarán su más profesional opinión para garantizar un aislamiento térmico de calidad y una instalación cien por cien segura. Si por otro lado necesita tambien a otros gremios porque a lo mejor está realizando una reforma en su casa le dejamos con una guia de contactos utiles para su reforma como la web de cerrajeros fuenlabrada, electricistas economicos en fuenlabrada, pero tambien si necesita hacer cambios como una  fontanero Fuenlabrada o la limpieza de fosas en Fuenlabrada aqui te dejamos los enlaces a webs utiles.

Aislamiento de cubiertas planas y fachadas exteriores

Los aislamientos realizados con poliestireno extruido, poliestireno de poliuretano o de lanas minerales son muy adecuados para el aislamiento de cubiertas planas, tejados o cubiertas inclinadas porque tienen la capacidad de proteger de la actividad y la acción del agua. Además, pueden resguardar la temperatura en el interior.

Ante cualquier opción, es importante saber que el material más adecuado para cubrir el aislamiento térmico debe cumplir con una serie de características, que son (entre otras): proteger contra el calor y el frío que proviene del exterior ya sea en verano o en invierno, compaginar el aislamiento térmico con el acústico, comportarse bien frente al fuego, tener una resistencia al paso del calor capaz de retrasar la entrada de las temperaturas elevadas en verano, tener una conductividad baja y tener una alta resistencia a las temperaturas.

Para cualquier duda que requiera de opinión profesional, nuestra empresa se encargará de resolverte todos los problemas que te surjan en el momento de aislar tu vivienda o espacio personal térmicamente. Nuestros profesionales estarán encantados de ponerse en contacto contigo sin ningún tipo de compromiso.

Aislamiento térmico sin obras en Fuenlabrada, reducción del consumo energético

De media nuestro país gasta en energía unos mil euros al año, de los cuales un poco menos de la mitad corresponde al consumo de la calefacción. Esto viene determinado en la mayoría de los casos por los escapes de calor. Hay poca eficiencia energética en el interior de muchos hogares, lo cual hace que el calor se escape a través de ventanas, suelos, puertas, tejados, fachadas o cubiertas. Debido a este problema, cada vez es más importante decantarse por un aislamiento insuflado. Este tipo de aislamiento es capaz de reducir el consumo energético hasta el 25%.

Teniendo en cuenta que los espacios de la casa por los que se pierde más energía son (en orden): tejados, muros exteriores, ventanas, renovaciones de aire, suelos y puentes térmicos, con un aislamiento adecuado es posible ahorrar hasta un cincuenta por ciento en energía tanto en invierno como en verano.

Aislamiento acústico Fuenlabrada

Además de los servicios mencionados anteriormente, nuestra empresa también se encarga del aislamiento acústico, realizado con los mejores materiales para garantizar en la mayor medida de lo posible la absorción del sonido.

¿En qué consiste el aislamiento acústico? Lo que provoca es que se frenen las ondas de sonido o directamente se detengan para que no avance por el aire. De esta manera todas las molestias posibles que vengan del exterior no serán un problema para nosotros, evitaremos ruidos externos como el que producen los coches u obras de la calle, gritos, etc. Este es un buen mecanismo para espacios de trabajo o ambientes en los que viven personas que requieren una gran concentración en sus tareas.

De igual forma que evitamos el ruido exterior, este mecanismo también nos permite aprovechar en mayor medida los sonidos de los aparatos que tengamos en el interior, como puede ocurrir con el sonido de los altavoces o los producidos por los Home Cinema o barras de sonido, los cuales producen sonido en altos decibelios.

Si quieres deshacerte de lo que se conoce como contaminación sónica, aquella que puede provocar efectos dañinos para tu salud, esta es una buena forma de conseguirlo y además es rápida y eficiente. Ponemos esta opción también a tu disposición para que sientas con mayor intensidad la comodidad en tu hogar y en diferentes aspectos. Se acabaron los problemas con los ruidos externos.